AGILIDAD EN LOS TRÁMITES Y CONSIDERABLES AHORROS CON EL JUICIO EN LÍNEA, AFIRMA EL MAGISTRADO JIMENEZ ILLESCAS

 

 

 

*El Presidente del TFJFA dictó Conferencia Magistral en Oaxaca

*Se prescindirá de la captura de información en forma manual, afirma Aprovechamiento óptimo de las Tecnologías de la Información y Comunicación

 

Con el Juicio en Línea, que comenzará a funcionar a partir de agosto del año en curso, el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa maximizará su capacidad para mejorar la labor jurisdiccional que desempeña, afirmó el Magistrado Presidente de esta institución, Juan Manuel Jiménez Illescas.

 

Otra de las fortalezas del Juicio en Línea, indicó, es que se logrará una mayor eficiencia en tiempo, pues se prescindirá de las captura de información en forma manual y permitirá el registro y control de todos los expedientes en papel que se promuevan y sustancian por la vía tradicional.

 

El Magistrado Presidente hizo los anteriores señalamientos durante la conferencia magistral "Juicio en Línea" que, en el marco de la celebración del 75 aniversario del Tribunal y de la Promulgación de la Ley de Justicia Fiscal, dictó en la sede del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado de Oaxaca.

 

Sobre el nuevo sistema para impartir justicia fiscal y administrativa, añadió que el objetivo inmediato del Juicio en Línea es la desmaterialización del contencioso administrativo. Es decir, precisó, aunque algunos de los actos constan originalmente en el papel (acto de autoridad) todo el procedimiento se realizará en una plataforma tecnológica (sin papel).

 

Por otro lado, el objetivo mediato –continuó- es que se logre la inmaterialización de todo el contencioso administrativo (tanto de los actos que lo integran y las pruebas). Todas estas tareas se llevarán a cabo, dijo, aprovechando las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación.

 

De tal forma que la impartición de la justicia será pronta, eficiente y de calidad y, de esa manera, también se podrá atender mejor la demanda de los justiciables, así como el lento crecimiento de las Salas Regionales del Tribunal cuya tarea, por otra parte, se ha incrementado considerablemente en los últimos años.

 

Así, por ejemplo, la demanda de justicia fiscal administrativa aumentó 234 por ciento de 1998 a 2010, lo cual implicaba tomar cualquiera de las siguientes dos alternativas: incrementar la estructura jurisdiccional (solución tradicional) o aplicar las Tecnologías de la Información y Comunicaciones a la impartición de justicia.

 

Se consideró, entonces, el uso de éstas para el uso y beneficio no sólo del órgano de impartición de justicia, sino de las partes y de la sociedad en general, con los consecuentes beneficios como son la justicia pronta y expedita derivada de ahorros sustanciales en papel, dinero y tiempo, la agilidad en los trámites y el acceso total a la justicia a cualquier hora, de cualquier día, desde cualquier lugar, vía la Internet.

 

Ese procedimiento es de singular importancia, porque los recursos económicos estáticos no generan beneficios hasta que se resuelvan los juicios, en detrimento de los justiciables o del Estado. Tan sólo el año pasado, subrayó, el interés económico involucrado en los juicios resueltos fue de 85 mil 970 millones de pesos.

 

Para concluir, reiteró que con el Juicio en Línea, el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa elevará la calidad de sus servicios y la eficiencia en la función jurisdiccional, al aplicar un sistema integral con información en tiempo real que permitirá la mejor toma de decisiones y la agilización de los procesos.