Versión para imprimir

 

 

EL MINISTRO EN RETIRO MARIANO AZUELA GÜITRÓN FUE ELECTO PRESIDENTE DE LA JUNTA DE HONOR DEL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL Y ADMINISTRATIVA

 

 

  • Juan Díaz Romero y Enrique Rábago de la Hoz también integran esa instancia
  • Fueron electos por el Pleno Jurisdiccional y la Junta de Gobierno y Administración
  • Concluye el XXI Congreso Nacional de Magistrados del TFJFA, en Bahía de Banderas
     

 

La Junta de Honor del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa –la cual fue formalmente instalada durante una sesión solemne y conjunta del Pleno Jurisdiccional y de la Junta de Gobierno y Administración- quedó integrada por los Ministros en Retiro Mariano Azuela Güitrón  y Juan Díaz Romero, y por el Magistrado en Retiro Enrique Rábago de la Hoz.

En el evento, que se llevó a cabo como parte de los trabajos efectuados en el XXI Congreso Nacional de Magistrados de este órgano jurisdiccional, los Ministros en Retiro Azuela Güitrón y Díaz Romero y el Magistrado en Retiro Rábago de la Hoz, fueron electos por unanimidad y, ahí mismo, rindieron su protesta de ley.

La instalación de la Junta de Honor radica, entre otros factores, en la importancia de que la ética constituye un tema central de la actividad de los Magistrados en su calidad de juzgadores, y porque los invita a reflexionar sobre los principios y virtudes que hacen posible la convivencia entre los seres humanos. 

Correspondió al Magistrado Presidente de este órgano jurisdiccional, Juan Manuel Jiménez Illescas, tomar la protesta a los Ministros y al Magistrado en Retiro, en el marco de ese evento que luego fue clausurado por el Doctor Mariano Azuela Güitrón quien, además, presidirá la Junta de Honor el propio Tribunal.

El Magistrado Presidente Jiménez Illescas, junto con el también Magistrado Manuel Luciano Hallivis Pelayo, integrante de la Sala Superior, entregó los respectivos nombramientos a Juan Díaz Romero,Enrique Rábago de la Hoz y Azuela Güitrón quien, a su vez, como presidente de esa instancia, tomó la protesta a todos los funcionarios jurisdiccionales y administrativos del Tribunal.

Lo anterior, con el propósito de que éstos se conduzcan con apego al Código de Ética del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, que refuerza la convicción de la propia institución de actuar con ética, entre colaboradores y frente a los justiciables, y que eleva los principios de independencia, imparcialidad, objetividad y profesionalismo, respaldado por el compromiso individual de sus integrantes.

 

 

 

 

-- Dirección General de Comunicación Social --