EL MAGISTRADO MANUEL HALLIVIS PELAYO RECIBE LA VENERA “DR. CELESTINO PORTE PETIT CANDAUDAP”, DE LA UNAM

 

 Versión para imprimir

 

*Acto solemne y togado en el “Aula Magna Jacinto Pallares”, de la Facultad de Derecho
*Catedráticos y universitarios destacan la trayectoria del Presidente del TFJFA
*El galardonado subraya la importancia de ser universitario y profesionista ético

 

 

Al recibir la Venera “Dr. Celestino Porte Petit Candaudap”, el Magistrado Presidente del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, Manuel Hallivis Pelayo, convocó a todos los universitarios y académicos a seguir trabajando para que los ejes fundamentales de la Universidad Nacional Autónoma de México permanezcan vigentes en su esencia, porque –dijo- “como abogados tenemos que procurar que nuestra actividad profesional tenga una repercusión ética en la sociedad”.

 

El diploma y la Venera le fueron entregados por el Director de la Facultad de Derecho de la UNAM, Doctor Raúl Juan Contreras Bustamante, como reconocimiento a su trayectoria académica de más de treinta y siete años impartiendo cátedra, por su aportación a la Ciencia Jurídica y por su impecable desarrollo profesional en el ámbito fiscal y administrativo.

 

En el acto solemne, en el “Aula Magna Jacinto Pallares, de la Facultad de Derecho, de la Máxima Casa de Estudios, el Magistrado Presidente Hallivis Pelayo también manifestó que eso es lo que requiere todo Estado de Derecho y lo que la sociedad espera de esos profesionistas, cuyo deber es, además, realizar ese ejercicio para cumplir con su deber, ya que los principios de la UNAM se han preservado al paso del tiempo y, paulatinamente, se han fortalecido.

 

Además, el galardonado dijo que el derecho penal tiene una vital importancia para la sociedad, al representar un mecanismo de control social para mantener el orden y la seguridad social y que, de igual forma, constituye una herramienta fundamental y transcendental para todo estado de derecho. También se refirió a la importancia de ser alumno universitario y estudiar en las aulas de la propia institución.

 

En este sentido, subrayó que, lógicamente, quien estudia en la UNAM tiene todos los elementos para triunfar en la vida. “Yo les puedo decir, lo he dicho y lo reconozco, que todos los alumnos cuando vienen aquí, vienen conscientes de lo que tienen, de lo que el país les da y, evidentemente, que la UNAM les da eso y más”, puntualizó en el acto al que asistieron Magistrados, académicos, universitarios, investigadores y funcionarios públicos y privados.

 

Finalmente, agradeció a la UNAM la distinción de que fue objeto y al TFJFA por ser el lugar que le ha permitido desarrollarse en todo lo que es el Derecho Administrativo, así como a las agrupaciones de profesionales de las que es socio y que han sido un factor importante para acrecentar la abogacía, con apego, siempre, a principios de ética y profesionalismo, que le han permitido continuar cercano al ámbito académico.

 

Durante el acto, el presídium también lo integraron los Doctores Alberto Fabián Mondragón Pedrero, Presidente de los Colegios de Profesores de la UNAM; Raúl Juan Contreras Bustamante, Director de la Facultad de Derecho; Carlos Juan Manuel Daza Gómez, Presidente del Colegio de Profesores de Derecho Penal de esa institución, y Carlos Cuenca Dardón, Vicepresidente de los Colegios de Profesores y Presidente del Colegio de Profesores de Derecho Penal Procesal, también de ese centro de enseñanza superior.

 

Al hacer uso de la palabra, todos coincidieron en que la ceremonia constituía un merecido homenaje al Doctor Hallivis Pelayo, quien ha dejado una huella imborrable en las tareas realizadas, y porque siempre ha demostrado una gran experiencia nacional e internacional, reconocida dentro y fuera del país, y porque con sus enseñanzas ha sabido formar siempre a profesionales del Derecho que son dignos de enfrentar los retos y los desafíos.

 

 


 ---o---